Fotos al atardecer

Uno de los consejos más habituales para conseguir mejores fotografías, en especial al hablar de fotos de paisajes, es disparar al amanecer y alatardecer, es decir durante la llamada golden hour (hora dorada). Cuando el sol está saliendo o apareciendo, las cualidades de la luz cambian drásticamente. No sólo tenemos una iluminación dorada o anaranjada, sino que el tipo de sombras que esa luz proyecta son muy diferentes a las que podemos encontrar a plena luz.

En beyondmegapixels.com publicaron hace unas semanas una serie deconsejos para fotografiar atardeceres y amaneceres y lograr mejores resultados. A continuación os ofreceremos un pequeño resumen de esos consejos. Como siempre, es posible que algunos os parezcan obviedades y que con otros directamente no estéis de acuerdo, pero seguro que a otras personas podrán resultarles muy útiles. Si tenéis otros trucos y sugerencias de cosecha propia, os invitamos a compartirlos con nosotros en los comentarios.

 

  • Planifícate. Puede suceder que un día el amanecer o el atardecer te encuentren con tu cámara en el momento oportuno y el lugar adecuado, pero no es lo habitual. Si quieres hacer fotos de amaneceres y atardeceres tendrás que planificarte antes. Averigua cuándo está previsto que el sol aparezca o se esconda en determinada zona y procura estar allí con la antelación suficiente para preparar todo tu equipo fotográfico. En el caso de los amaneceres eso supondrá madrugar, pero no queda otra.
  • La composición es importante. En los consejos se incide en varias ocasiones en que recordemos que no estamos haciendo fotos del sol, sino de un determinado paisaje o sujeto. Por eso es importante pensar en la mejor composición para que nuestra foto resulte agradable.
  • Disparar, disparar y disparar. Como la luz y las sombras siempre están cambiando en esas horas, es importante hacer muchas fotos. Una de las ventajas de la fotografía digital es que no tienes que preocuparte del coste de los carretes, así que aprovecha para disparar mucho y así no te arriesgarás a perderte precisamente el mejor momento.
  • No descartes las fotos HDR. La fotografía HDR se puso tan de moda que empieza a cansar. Sin embargo, para fotografías de atardeceres y amaneceres puede dar todavía mucho juego, así que captura siempre tres exposiciones en cada disparo: normal, sobreexpuesta y subexpuesta.
  • Atardecer y amanecer no son iguales. No sé si a vosotros os pasa como a Steve Russell, el autor del artículo, que asegura poder diferenciar casi siempre las fotos de amaneceres de las de atardeceres. Yo tengo claro que en la mayoría de los casos no sabría cuál es cuál, pero él insiste en que la calidad de la luz no es la misma y que es conveniente experimentar en los dos horarios.
  • Nubes y siluetas. Lo mejor de los atardeceres y amaneceres es cómo la luz influye en las nubes. De hecho, si no hay nubes, casi es mejor recoger los trastos y volverse a casa porque tus fotos probablemente no serán lo mismo. Otro motivo interesante para hacer fotos al amanecer y al atardecer son las siluetas. La idea es fotografiar cosas que estén entre nosotros y el sol, pero sin incluir el sol.

 

Anuncios