Cómo sacar mejores fotografías con el móvil

Precisamente ayer os hablábamos de la importancia que podían llegar a tener las fotografías hechas desde el móvil. Una importancia que se basaba más en el talento y el gusto de la persona que realiza la fotografía que en la calidad que pueden ofrecer la mayoría de los teléfonos.

Sin embargo, hay algunos pequeños trucos que pueden hacer que la calidad general de imagen que ofrecen las cámaras de los móviles sea superior. En Quesabesde han publicado una serie de consejos que nos permitirán hacer mejores fotos con nuestro móvil.

Algunos son muy evidentes y cualquiera con unos mínimos conocimientos o experiencia podría aplicar (y por mínimos me refiero a cualquiera que haya hecho más de una foto). Otros no lo son tanto y creo que os pueden resultar muy interesantes:

  • Evitar el uso del zoom digital: como en las cámaras fotográficas propiamente dichas, el uso del zoom digital suele implicar la obtención de fotografías pixeladas.
  • Apostar por distancias medias entre nosotros y el sujeto a fotografiar.
  • Tener cuidado con el flash. La calidad del flash de un teléfono móvil no suele ser para tirar cohetes, sobre todo si no se trata de flashes de Xenón. A veces será preferible hacer la foto in tenerlo activado para evitar efectos inesperados como ruido o manchas.
  • Aprovecharse de la luz natural: en relación con el consejo anterior, se recomienda tratar de aprovechar la luz natural que siempre da mejores resultados.
  • Investigar las opciones de configuración que nos ofrezca nuestro terminal. Generalmente son reducidas (balance de blancos, algún modo de escena…), pero nunca está de más experimentar con ellas.
  • Si el modo nos permite crear nuestros propios modos de escena, aprovechar esa función para almacenar nuestras configuraciones favoritas para cada situación.
  • Casi siempre es preferible aplicar los efectos de imagen (blanco y negro, tono sepia, etc.) a posteriori, desde el ordenador, y no activarlos en la propia cámara.
  • Ser original y ofrecer puntos de vista novedosos y encuadres poco habituales.
  • Sujetar bien el móvil al hacer la foto y tratar de evitar que nos tiemble el pulso.
  • Saber aprovechar todas las opciones que ofrece la cámara de nuestro móvil y el propio teléfono, sobre todo porque es la única cámara que  vamos a tener encima prácticamente durante todo el día.



Anuncios